Meeples Carcassonne
Si, lo has adivinado yo soy ese de ahí, el pequeño meeple amarillo que asoma la cabeza entre tantos otros meeples y Laura es ese rojo. Ese no, el otro, el que está más cerca con una gran sonrisa en la cara.
Seguramente te estarás preguntando como hemos llegado hasta aquí. La respuesta es simple, nos gusta jugar. Pero hay algo más fuerte que nuestra pasión por los juegos de mesa y son nuestras ansias por compartir esta pasión con las personas que nos rodean.
Siempre he creido que existe un juego para cada persona, un juego que es capaz de transportarnos lejos de los problemas del día día, de llevarnos a un lugar cálido y confortable para compartir con los amigos, la familia y los desconocidos.
Y esa amigo mio, esa es nuestra misión. Queremos ayudarte a encontrar el camino hacia ese juego único que te hará olvidar todos tus problemas y preocupaciones durante un rato. Encontrar ese juego con el que te apetece pasarte horas jugando entre amigos o encontrar ese juego en el que se forjarán nuevas amistades.

A veces no todo sale como uno espera y hay que volver a probar, insisitir y abrir la mente a nuevas experiencias. Otras simplemente hace falta creer en ello. Jugar no es solo una cosa de niños, jugar es algo que nunca debimos haber olvidado.

Y podría seguir hablando de los juegos de mesa durante horas pero sé por experiencia que lo mejor es parar y empezar a jugar, luego todo resulta mucho más fácil.
Así que me gustaría invitarte al norte, a nuestro hogar, donde los inviernos son largos y fríos. Donde una silla vacia y un buen fuego son una invitación perfecta para sentarse a descubrir nuevos mundos, para compartir unas risas o para conquistar el mundo entero.